“La vejez no debe ser aburrida, sino activa”

Con mucho orgullo reproducimos entrevista realizada a nuestra presidenta Lic. Gladys por el diario Últimas Noticias. Honor a quien honor merece:

Gladys Pérez de Ocanto, mujer tucupense, llegó a la ciudad de Caracas en 1958 a los 16 años de edad, en búsqueda de nuevas oportunidades para crecer. Su actitud luchadora, activa y capacidad de adaptarse a los cambios le permitieron vivir cada etapa de su vida y desarrollar ahora la teoría del envejecimiento activo.

“Más que una teoría es una filosofía de vida, que se basa en aprender y desarrollar actividades física, mentales y psicológicas en diversas áreas del conocimiento para los adultos mayores, que nos hagan sentir activos y útiles, ya sean actividades culturales, de lectura y cuidado del cuerpo y mente. No debe ser un problema el vivir más; es necesario identificarnos con nuestra edad, prepararnos para esta etapa. La vejez no debe ser aburrida, sino activa”, sostiene Gladys de Ocanto.

Su interés de ayudar a los adultos mayores se inició desde muy joven, cuando fue responsable del cuidado de sus abuelos paternos, así como su trabajo en el Instituto Nacional de Servicios Sociales, Inass, experiencia que le permitió comprender la teoría del envejecimiento activo, la cual se ha dedicado a promover.

Dijo que también ha logrado consolidar el proyecto de la Universidad de la Tercera Edad (Uni3) en Caracas, el cual era una tarea pendiente con doctora Henriette Adam, encargada del proyecto en Venezuela.

Asegura que en 11 años de actividades han atendido más de tres mil personas en los cuarentas cursos de formación y orientación, e invita a los abuelos a participar en cualquiera de las áreas: deporte, tecnología y cultura, entre otros.

Reconoce que envejecer no es sinónimo de cuidados y medidas sanitarias, sino significa “tener la motivación de vivir, desarrollar nuevos proyectos, compartir y tener capacidad de dar y tener amor. Eso lo demuestro día a día mis nietos e hijos”, enfatizó.

Esa capacidad de adaptarse a los cambios y actitud luchadora, permitió a Gladys Pérez conformar familia a los 20 años de edad, con Leonardo Ocanto, un exiliado del viejo continente. “Soy muy afortunada de ser su esposa y de haber tenido mis cuatro hijos; para ese momento yo era responsable de la mis cuatro hermanos ya que mi madre falleció cuando tenía 18 años.

Mi esposo es un hombre cariñoso, luchador y que decidió conformar una familia, incluyendo a mis hermanos. Es mi compañero de vida desde hace más de cincuenta años y llevamos adelante la Uni3”, indicó Pérez de Ocanto.

“Mucha gente me pregunta cómo tengo tanta energía y estoy activa, eso debe a que tengo una proyecto que me da vida, que me permite ser solidaria, generar un cambio en la vida de las persona y en la comunidad. Estoy convencida que debemos seguir luchando frente a las dificultades de la vida, promoviendo valores en la sociedad y recordar siempre que somos bendecidos de tener un país tan bello como Venezuela”, dijo Ocanto.

Proyecto

A sus 78 años, Gladys Pérez de Ocanto espera seguir trabajando por la formación de los adultos mayores en Venezuela y promoviendo esa vida activa desde la solidaridad, respeto, valoración y amor por esta etapa de la vida.

Ver la entrevista oroginal en últimas noticias:

 

Un comentario en ““La vejez no debe ser aburrida, sino activa”

  • el 6 noviembre, 2019 a las 12:03 am
    Permalink

    que bellas dios las bendiga

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *